Poesía 24.- Pirómanos

Las Cruces, la cárcel, Eugenia… “mátalo que quema”
y yo le daba, “me gusta que raspe, joder” y te reías.
“La última calada es una despedida, con fuerza y que raspe, y luego tíralo, tíralo lejos.”

Escuchábamos a Ian y creíamos que entendíamos algo “So lose some sleep and say you tried.”
Amar era tener un lugar donde meterla.
Luego llegaron los golpes, ¿qué fue antes, el amor o la enfermedad?
Tú asentaste la cabeza, claro. Yo aún no he aprendido a quedarme quieto sin romper cristales,
por eso camino y camino, y si destrozo mis costuras me canto borracho para que me duerma.

El quinto tequila no sabe tan bien pero tú sigues bebiendo.
Estás cansado pero lloras ríos de semen atropellando besos sabor sucedáneo, compra/apuesta de amores de marca blanca
y aún
te preguntas
por qué.

Las máscaras están llenas de lenguas que aún no han vomitado un verso
y joder, son tan estériles a veces los abrazos.
Culpo a ciertas bocas por obligarme a amar con preservativo
y todavía me asusto si mi sinrazón me bombea algo más que ganas de follarte.

A veces miro unos labios y veo dos alas y me pregunto por cuántos zarpazos saltaría al abismo.
Al sexto arañazo soy tuyo, preciosa, pero sólo si duele merece el mordisco.
Con fuerza y que raspe.
Mátalo, que quema.
Y luego tírame, tírame lejos…
“so lose some sleep and say you tried…”

Anuncios

~ por vicyos en diciembre 8, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: